Palazzolo Acreide

Iglesia de San Pablo
La Iglesia de San Pablo nace sobre la antigua iglesia de Santa Sofía. Declarada de la UNESCO monumento Patrimonio de la Humanidad, tiene una fachada barroca con tres órdenes con pronao Que se desarrolla en un poderoso juego plástico de sombras. Los tres órdenes de la fachada, están concadenadas  con arcos y columnas sobrepuestas de capiteles corintios. La fachada esta costeada de seis parejas de estatuas de los Apóstoles. En el interior hay tres naves, con dos ábsides laterales que cierran las dos naves menores, hay once altares de los cuales dos capillas laterales.

#

Iglesia de San Sebastián
En la Plaza del Pueblo emerge la iglesia de San Sebastián con su escenografía escalinada. Reconstruida después del terremoto de 1693, fue declarada de la UNESCO Patrimonio de la Humanidad. La fachada Barroca tiene tres órdenes, es obra de Mario Diamanti. En el interior tiene tres naves con dos capillas en correspondencia con la nave lateral. Sobre la volta de la nave central se encuentran tres grandes frescos del ochocientos, pero también estucos valiosos y mármoles. En la sacristía se puede admirar un armario con incrustaciones de bajo relieve muy valioso. Atribuido a la familia Costa, ebanista de renombre de Palazzolo. Es de recordar el imponente órgano construido por Carlo del Piano del 1728-29 y que es considerado de los más valiosos de Sicilia.

Teatro Greco
Pero es en las laderas de la colina empinada de Pinita, que otra civilización sepulcral, que data de la tardía Edad de Bronce, documenta cómo éstos lugares, fértiles y rícos en agua, esquiva como una fortaleza natural, en la antigüedad y bien antes de la llegada de los griegos, estaban habitadas. Entonces, como se narra Tucidite, en el 664 a.c, los corintios, que 70 años antes habían fundado Siracusa, iniciaron su expansión territorial y con el objetivo de conquistar el rico territorio interior Ibleo, eligieron la colina, que estratégicamente se prestaba a la defensa y al control de todo el territorio, y en ella fundaron Akrai, su primera colonia , una pequeña polis-fortaleza proyectada para controlar los caminos que iban hacia todo el interior de Sicilia y construir un baluarte contra las posibles represalias de las poblaciones indígenas habitantes de la meseta Iblea. El poblado tenía que extenderse sobre unas 35 hectáreas, fue rodeado por muros que siguieron el perímetro de la meseta y tenían dos puertas, de las cuales, presumiblemente, los restos encontrados pertenecían a aquella que se encontraba en el oeste, y sabemos que se llamaba Porta Selinunte. Del casco urbano originario de Akrai se destacan, aún hoy en día, las fases posteriores de la carretera principal, que se remonta probablemente a la época helenística y edad romana. En el territorio del parque arqueológico se elevan también los restos de arquitectura del setecientos, conocidas en la jerga local, bajo el nombre de Niviere. Se trata de vastos ambientes rústico en el que, hasta el '800 avanzado, venia estibada y conservada, con especiales atenciones, la nieve. En el periodo veraniego, esta, desde las alturas de la ciudad era transportada al valle a lomos de mulas, y comercializada en los centros costeros siciliano para hacer sorbetes y helados. Desde las alturas de la colina, de donde se domina el área de la antigua Akrai, probablemente se encontraba la acrópolis de la ciudad. De hecho, los restos de un antiguo templo que data de la segunda mitad del siglo VI a.c confirman esta hipótesis, también acreditado, por el descubrimiento de una inscripción que enumera los principales monumentos de la ciudad, entre los cuáles el Artemision, dedicado a Minerva, el templo Persefone y el Afrodision, probablemente uno encontrado dedicado al cultos de Afrodite, cuya importancia deriva del hecho de que el sacerdote de la diosa era también el juez de la ciudad del mismo nombre. El teatro, cuya inclusión en el plan original de la ciudad se puede obtener a partir de muchos elementos, data del siglo III antes de Cristo, es decir, a la edad de Ierone II y fue descubierto en 1824 por el Barón Gabriele Judica, una figura distinguida de estudioso Acrense que promovió las primeras excavaciones arqueológicas en la zona. En los alrededores del teatro y seguramente del ágora, todavía pendiente de ser reportada a la luz, Judica también descubrió el Bouleuterion, la sede de la Boulé, el senado de la ciudad, originalmente parte de un sistema de otros edificios de los cuales todavía emergen los restos. Entre los cuales se han encontrado en los últimos tiempos, algunos de una extraordinaria e inusual estructura circular, con una entrada doble, que parece único en su tipo en todo el territorio de Sicilia, y que no ha sido suficientemente investigado para avanzar en una hipótesis acerca de su función.

Santoni
A Cibeles, la Magna Mater, cuyos cultos nacieron en Asia Menor alrededor del siglo VII a.C. se difundieron entre los siglos IV y III a.C. también en el área mediterránea, fue dedicado el complejo de culto de los Santoni, que también es uno de los pocos certificados y documentados en el arco del Mediterráneo. Este lugar de recuerdos remotos, muestra como ha quedado de bajorrelieves que representan Cibeles, según la iconografía relacionada con este culto helenizado llegó a Sicilia y se extendió sobre todo en las inmediaciones de Siracusa, donde, al parecer, era particularmente querido por Dionigi el Joven. Desde lo alto de la Acrópolis son visibles vastas aéreas de acceso a las Latomie de la Intagliata y de la Intaglitella, antiguas canteras de piedra, de las cuales, en la era griega se tomó la materia prima para la construcción de Akrai. Estas áreas, a continuación fueron frecuentadas como lugares de culto y luego reutilizadas como una necrópolis en la era de la antigüedad tardía. El camino que conduce a la Intagliatella se llama Via Sacra, por las innumerables cavidades cuadrangulares destinadas, en la antigüedad, para dar cabida a pequeños relieves tallados votivos, en honor a los muertos heroicos. Uno de estos relieves, sin embargo, a gran escala es aún visible in situ, con las escenas de los sacrificios y el banquete funerario dedicado a los fallecidos.

Casa Museo Regional Antonino Uccello
La Casa Museo ha sido realizada construida en el setecientos mansión del Palazzo Ferla-Bonelli, por Antonino Uccello, un distinguido estudioso de la cultura material y de las tradiciones populares, es un museo Etno-antropológico de los más bellos del mundo. Testimonia milenios de tradiciones Silvo-pastorales que caracterizaron la vida de este territorio. El museo es una ala del edificio de fabricación pre-existentes, tras el terremoto del 1693 en el barrio de los Mannarazzi, donde existían corrales para ovejas. En él Uccello con los materiales recogidos, recreó ambientes de la civilización Iblea, donde a menudo había dos mundos, tan diferentes en apariencia cuanto cercas en los legados. Via Machiavelli, 19

Museo Arqueológico G. Judica
El palacio Cappellani está situado en Via Gaetano Italia y fue edificado a principios del siglo pasado en un estilo ecléctico clásico. Fue adquirida por la Región de Sicilia y alberga el Museo Arqueológico. El palacio guarda la Colección Judica, más de dos mil piezas procedentes de las excavaciones realizadas por el Barón desde el 1809-1830 en el sitio de Akrai, en los Santoni, en la necrópolis de Pinita. La colección incluye cerámica, jarrones, ánforas, escultura, monedas. Vía Gaetano Italia.

Museo del Viajante
El museo está ubicado en el edificio Vaccaro en la vía Maestranza, es una exposición permanente y es el testimonio viviente del "Gran Tour" del Ochocientos. El museo incluye grabados publicados por los viajeros, sobre la zona Iblea, de los dos más importantes "Voyage Pittoresque" del Setecientos, acompañado de fotografias que reflejan el estado actual del lugares representados; también están presentes los mapas de Sicilia que muestran la evolución de los estudios topográficos adjuntos al viaje; una valiosa colección de libros antiguos relacionados con el tema en cuestión, incluida la muy rara primera edición del "De Rebus Siculis" de Fazello. Anexo a la exposición esta la biblioteca, que a traves de textos y consultas informáticas, documenta la historia del viaje. Vía Maestranza n. 5

Area del Castillo Medieval
El castillo medieval ya existía en 827, el año de la conquista musulmana, abandonado después del terremoto de 1693, sólo hay algunas ruinas de la fosa, la base de las torres, algunas estancias subterráneas, cisternas y en el pequeños baglio parte de merlatura esculpida en la roca. Desde el sitio, se puede disfrutar de una vista del valle del valle del Anapo de una belleza sin iguales. Torre del Reloj y el Barrio Lenza La Vieja Torre del Reloj, domina el pintoresco barrio Lenza-Reloj y el barrio subyacente de San Pablo. El área entera de la Lenza y del barrio del Reloj se ha visto afectada por un proyecto de recalificación destinado a crear viviendas sostenibles para alquilar. Una vez terminadas las obras el barrio se hizo parte habitable de un proyecto más amplio para restaurar el centro histórico. Por encima de un plan detallado de calles y callejones, en este barrio también se puede admirar la pequeña iglesia del Socorro, a traves de calle Macchiavelli se puede llegar al museo Etno-antropológico de Antonino Uccello.


Traduzione di Antonio Calamusa Gelso e Manuela Caballo Suarez
Crediti

Questo sito web è stato creato con il patrocinio di:

Mediabeta
www.mediabeta.it

Siti web - Progettazione grafica - Comunicazione

Comune di Palazzolo Acreide

mediabeta design
Città Patrimonio dell'Umanità

Contattaci
Vuoi info sulla nostra città ? Chiamaci al numero ( +39 ) 0931871213.
Grazie di averci contattato
Mappa